Tensión muscular acumulada. ¿Cómo aliviarte de forma natural?


Acumular tensión muscular es algo muy común en la época que vivimos y tiene como origen diversos motivos que te explicamos a continuación.

contractura-muscular-5

Los «nudos musculares» es uno de los daños colaterales de la vida tan agitada que la mayoría de nosotros vivimos.

La tensión muscular, no sólo se da  en deportistas sino también entre personas mayores, sedentarias, en periodos de estrés o en personas con una incorrecta higiene postural.

.

¿Te duele la espalda?

¿Notas alguna zona especialmente cansada, dolorida o molesta?

¿Sufres de limitación de movimiento en alguna parte de tu cuerpo?.

Podría ser que sufras las secuelas del estrés psicoemocional en tu propio cuerpo.

contractura muscular

Puede darse el caso que ante síntomas similares se trate de diferentes dolencias, por ello, siempre es la visita al especialista la primera opción para indicar con más exactitud lo que nos ocurre.

En caso de ser ese estado, la causa de tu malestar te invitamos a leer este artículo  para conocer y entender mejor lo que te ocurre.

 

¿Qué les sucede a nuestros músculos en tensión?

Una sobre carga muscular es la contracción mantenida y no voluntaria de algunas fibras musculares.

 

Un músculo se contrae y se distiende, pero en algunos casos ocurre que una zona no se relaja y sigue contraída.

Esta contracción mantenida provoca  que la zona afectada aparezca como dura e hinchada.

Se suele notar un abultamiento al tacto , lo que comúnmente se  llama nudo.

 

 

contractura-muscular-2

 

Un nudo muscular no es una lesión grave , pero si en muchos casos, es demasiado molesta e incluso nos puede impedir realizar determinados gestos con normalidad.

 

Conviene por ello, identificarlas y diferenciarlas de otros problemas. Se pueden distinguir según el motivo por el que se originan:

  • Durante un esfuerzo. Al realizar cualquier ejercicio físico el organismo metaboliza sustancias activas para producir el movimiento. Este proceso origina que esas sustancias activas se transformen en sustancias de desecho o inactivas, los metabolitos. 

Cuando el esfuerzo es elevado, ya sea por la dureza del ejercicio, o por la falta de entrenamiento, el organismo es incapaz de depurar estos metabolitos a través del torrente sanguíneo, que se acumulan y generar dolor e inflamación. 

 

  • Posterior al esfuerzo. En este caso, la lesión aparece por la incapacidad del músculo de volver a su estado de reposo natural de relajación por la fatiga acumulada.  
  • Residuales. Tras una lesión grave (una rotura de fibras, una fractura, un esguince…) la musculatura adyacente a la zona lesionada tiende a contraerse como mecanismo de protección. 

Esta contracción con fines protectores, hace que una vez subsanada la lesión principal, esa musculatura contigua quede sobrecogida y dolorida.

 

 

Causas y síntomas frecuentes de la tensión muscular:

Las causas más frecuentes que provocan dolor y tensión  muscular suelen ser:

 

 

 

  • mantener posturas forzadas e inadecuadas.

 

  • una inadecuada higiene postural.

 

  • algún tipo de asimetría de la estructura ósea.

El sistema muscular de manera natural tiende a compensar ciertos desequilibrios existentes y puede desencadenar contracturas musculares.

 

  • entrenamientos inadecuados donde no hay ni los estiramientos ni el calentamiento previo necesario.

 

  • una alimentación inadecuada, falta de nutrientes esenciales y minerales.

 

  • hábitos de vida sedentarios. Una falta de actividad física provoca la ausencia de tonicidad muscular suficiente. 

 

De esta manera, cuando una persona inactiva realiza un esfuerzo físico, su musculatura encuentra una imposibilidad de asumir ese esfuerzo, y aparecen las contracturas por sobrecarga.

Paralelamente, un exceso de actividad, o de una intensidad excesiva, pueden  provocar el mismo patrón lesivo.

Si las actividades  superan las capacidades para asumirlos, nos encontramos con el mismo problema ,desequilibrio entre esfuerzo y capacidad de responder a este esfuerzo. 

 

  • Personas con estrés. en situaciones de estrés notamos como nuestros músculos se resientan y se tensan de forma involuntaria y continuada, creándose así las contracturas. 

 

En estos casos suelen sufrir mayormente los músculos relacionados con el cuello , la parte alta del tronco y hombros ( escalenos, trapecio, esplenio…)

 

Conoce también:  cómo hacerle frente al estrés

 

  • Personas mayores. Es inherente al proceso de envejecimiento la pérdida de elasticidad en músculos y articulaciones. 

 

Esta merma en las capacidades motoras provoca que cualquier actividad diaria se convierta en un sobreesfuerzo, y las musculatura debilitada se contractura con mayor facilidad.

 

  • Causas emocionales. Diferentes estados emocionales mal gestionados o emociones bloqueadas producen en nuestro cuerpo distintos desequilibrios a nivel de nuestros órganos y sistemas.

 

Te puede interesar: el cuerpo nos habla, señales emocionales de aviso

 

Ej: un dolor localizado a nivel de la musculatura del cuello (escalenos, trapecio..) puede desencadenar fuerte migrañas que a nivel emocional se corresponde con una resistencia al fluir de la vida

 

Los síntomas  más característicos y comunes de los nudos musculares son el dolor y la limitación de movimientos.

Ambos parámetros ofrecen un amplio abanico de gravedad, ya que en algunos casos las contracturas pasan de ser pequeñas molestias sin impedimento alguno a lesiones completamente invalidantes.

Y la misma oscila en función de :

 

  • la zona afectada. encontramos por ejemplo que en regiones altas del cuerpo, como puede ser el caso de la zona cervical, las contracturas llegan a desencadenar cuadros verdaderamente agresivos como mareos, vértigos, migrañas… 

-Un síndrome de escalenos (por inflamación o contractura de estos músculos) provoca sensación de pesadez del brazo, dolor profundo, o parestesia y manos frías.

-Un músculo piramidal que aumenta su grosor a causa de una contractura puede comprimir las estructuras adyacentes e inducir una falsa ciática.

 

  • la extensión de la contractura, es evidente que una mayor dimensión de la contractura enfatizará y agravará los efectos mencionados.

 

   .

ALIVIA LA TENSION MUSCULAR ACUMULADA

Las pautas para el alivio  y  la prevención recomendadas para una óptima funcionalidad de tus sistema muscular son variadas.

 

Debido al carácter leve de este tipo de dolencias, el alivio de un alto agotamiento muscular se basa en seguir unas sencillas pautas, gracias a las cuales se pueden minimizar e incluso eliminar sus efectos sin necesidad de grandes seguimientos:

 

  • En primer lugar, se debe aplicar la propia lógica: alejarse de la causa que origina la lesión. Si un ejercicio o la repetición de un gesto crea una contractura, se deben evitar estos ejercicios o gestos.
  • El reposo relativo o en ocasiones la inmovilización del musculo implicado en muchas ocasiones, es el mejor método de curación
  • Un tratamiento sencillo y efectivo en los primeras sensaciones es la aplicación de calor seco, por su efecto vasodilatador, analgésico y relajante.
  • Ingesta de medicamentos como analgésicos o antiinflamatorios con recomendación médica ayudará a la recuperación de la zona afectada.
  • Los baños de contraste son otra forma de paliar los efectos dolorosos de las contracturas. Esta técnica se basa en el uso alterno del agua fría y el agua caliente, provocando reacciones sucesivas de vasoconstricción y vasodilatación, estimulando así la circulación en la extremidad tratada.
  • Descargar la tensión mediante técnicas de relajación y estiramientos (activos y pasivos).

 

El Quiromasaje, sin duda es el método más natural y eficaz de todos.
Un buen remedio es ponerse en manos de un profesional de las terapias manuales.(Bajo sus indicaciones y técnica aplicada conseguiremos eliminar la dolencia)

 

tension muscular-quiromasaje

 

Ya que una contractura muscular no responden a un patrón estándar en cuanto a tiempos de recuperación se refiere.

Se puede establecer de forma genérica que una contractura ya fijada puede suponer un trabajo de dos o tres sesiones de tratamiento, con sus días de reposo intermedio y una vuelta a la movilidad de forma progresiva.

 

Esto puede suponer entre una y dos semanas desde que se trata la contractura hasta que se elimina por completo y la persona puede volver a su rutina habitual.

Lo mejor es dejarse aconsejar por el profesional que nos está ayudando y seguir sus indicaciones.

 

Para pedir cita con tu quiromasajista en valencia, llama a Tu Espacio Interior:

-en los tfno. de contacto que aparecen en la web www.tuespaciointerior.es

-o envía un mail a info@tuespaciointerior.es.

 

.

  • Aviso importante:

Te informamos que ninguna de las técnicas que empleamos, es contraria, ni sustituto del diagnóstico y tratamiento del médico o profesional de la salud cualificada.

 

Tu Espacio Interior-bienestar integral, ofrece alternativas complementarias y nunca sustitutivas y no se responsabiliza del uso o mal entendimiento de estas. Así mismo tampoco interfiere en el trabajo de otros compañeros de la profesión.

 

tu espacio interior

Compartir