Incluir la meditación en tu vida


Veamos cómo incluir la meditación en nuestra vida para desintoxicarnos de las prisas y lograr espacios para el disfrute, la relajación y nuestro bienestar integral.

meditación en tu vida

Cuando nuestra mente se llena de pensamientos incontrolados y de emociones negativas es como si estuviéramos en medio de un inmenso océano agitado. Te explicamos cómo incluir la meditación en tu vida para liberarte del temido estrés. Claves para incluir la meditación en tu vida  y beneficiarte de la calma y el relax.

 

Cómo incluir la meditación en mi vida, ¡sino tengo tiempo!…

 

Cuando creemos ‘no tener tiempo para mi, ni para nada’:

 

  • Nos sentimos atrapados en las circunstancias, tratando de mantenernos a flote entre inmensas olas que nos atemorizan.
  • No podemos ni imaginarnos en calma, —rodeándonos de una claridad y profundidad infinitas.
  • Nos obsesionamos con la idea de que no tenemos tiempo.
  • Nos identificamos tan fuertemente con esta situación que incluso pensamos que la situación es así, que nosotros somos así y que no hay nada que podamos hacer.

 

 

Cuando nos identificamos con la creencia de que ‘ no tengo tiempo ‘… te animamos a revertir la situación y saber que siempre hay algo que podamos hacer con nuestra mente para tranquilizarnos.

 

 

Está claro: el estrés destruye nuestra felicidad.

Lo sabemos o por lo menos lo intuimos, pero no sabemos cómo escapar de él. 

 

BIENESTAR EN VALENCIA

 

cómo combatir el estrés


 

Por suerte este síndrome contraproducente puede evitarse. Si practicamos los consejos de Buda, podemos estar relajados y centrados, incluso en medio del trabajo más activo o de más responsabilidad.

Podemos mantener un esfuerzo gozoso, el combustible que necesitamos tanto para el corto como el largo plazo, y sacar lo mejor de nosotros mismos y de los demás también. 



1. Identifícate siempre con tu potencial.

 

Una de las claves fundamentales es intentar mantenernos centrados, mantener un buen corazón e identificarnos con nuestros potenciales y no con nuestras limitaciones. 

Esto implica realizar al menos una pequeña práctica de meditación diaria, por muy ocupados o responsables que nos sintamos.

Incluso diez a quince minutos en silencio antes de empezar a trabajar es inmensamente útil si lo hacemos correctamente. 

 

 

 

Un amigo decía: Mínimo 10 minutos al levantarse y 10 minutos al acostarse pero si sientes que no tienes tiempo, entonces… medita más!

 

 

 

.
2. Aprovecha cualquier momento.

 

Podemos meditar en cualquier lugar y en cualquier momento.

 

Podemos transformar nuestras actividades diarias en retos. Cada día, en cada situación, en cada encuentro podemos encontrar una oportunidad: ¡empieza la partida!:

¡A ver cuánto tiempo soy capaz de mantener una actitud positiva, amable, alegre!. A ver si soy capaz de eliminar todos los pensamientos negativos, chismosos, antipáticos, gruñones, ansiosos, preocupados…

Podemos convertirnos en esa persona que nos gustaría tener siempre a nuestro lado: amable, relajada, respetuosa, llena de inspiración y buenos consejos. 



3. Subdivide el día.

 

Unos pocos descansos de meditación a lo largo del día puede ser la diferencia entre un día equilibrado, creativo y alegre y un día estresante y agotador.

¡Vete a meditar al baño si no hay otro lugar!
—El avión, el metro o un amigo llegan tarde… es un momento perfecto para realizar una pequeña meditación, desengancharte de la situación y relajarte.
Puedes comenzar con un poco de meditación en la respiración. Luego dedica un rato a disfrutar de la paz de la mente calmada.
4. Date permiso para ser feliz.

 

Esta es una parte importante: Tenemos que reconocer que esta paz es nuestra naturaleza de Buda.

Esta pequeña paz nos muestra nuestro potencial de llegar experimentar paz y felicidad.

No tenemos porqué estar atrapados en nuestra infelicidad o frustración. Podemos cambiar y no identificarnos con esto.

 

Si deseas ampliar más información sobre el estrés, cómo se produce, cuáles son las causas principales y algunas pautas extra para combatirlo, te recomendamos este otro→ artículo de nuestro blog.

 

MEDITACIÓN—método antiestrés  


 

No es necesario ser un gran meditador para descubrir tu potencial.

Aunque sólo seamos capaces de permanecer concentrados en la respiración durante tres rondas consecutivas, nuestra mente se siente un poco más tranquila que antes.

 

 

 

Si nos damos permiso para sentir esta paz, para saborearla con una mente quieta, para disfrutar de ella, vamos a descubrir que la verdadera naturaleza de nuestra mente es apacible. 

 

 

 

El objetivo de las técnicas de relajación  es el eustrés o lograr interactuar con nuestro entorno sin los efectos negativos del distrés, preparándonos para una vida creativa y consciente, en la que poder disfrutar sin miedos de momentos felices y afrontando de manera realista otros que sucederán de forma inevitable.

Si te hemos convencido para incluir la meditación en tu vida, ve un paso más allá.

Te invitamos a leer este otro artículo sobre cómo empezar a meditar y los pasos que tienes que seguir.

.

Clases de Kundalini yoga en Valencia

Ahora que ya sabes lo malo que es el estrés y los efectos positivos de la meditación para contrarrestarlo, recuerda que en Tu Espacio Interior te acogeremos y atenderemos con consciencia plena, ya que tu mejoría será nuestra mayor satisfacción. 

Si resides en Valencia o alrededores, te invitamos a venir, a que nos conozcas y que tu visita se convierta en tu espacio.

 

Tienes disponibles Clases regulares de Yoga para introducirte en la meditación diaria. Consúltanos sin compromiso.

 

Nos gusta compartir reflexiones propias y de otros, puedan servir y dar apoyo en algún momento del camino y de vuestro cambio.

Si te ha gustado esta entrada, compártela y comenta. Puedes leer artículos relacionados en nuestro blog

Facebook | Instagram | LinkedIn

.

fuente: kmcbarcelona.blogspot.com.es

Compartir