El Quiromasaje: qué es y qué beneficios tiene


el quiromasaje

El Quiromasaje es un conjunto de técnicas o manipulaciones ejercidas sobre la superficie del cuerpo que ejerce una acción tanto a nivel directo sobre la zona tratada como a nivel indirecto o reflejo sobre los distintos órganos y sistemas del organismo.

Los diversos efectos fisiológicos del masaje (acción mecánica sobre los tejidos, acción refleja sobre diferentes órganos y acción psicológica) van a depender en gran parte del tipo de masaje, la duración, la intensidad, el tipo de manipulación empleada y la profundidad del mismo.

El Quiromasaje se presenta como una técnica manual, complementaria, alternativa y compatible con otros tratamientos y terapias naturales.

El Quiromasaje es un medio de soporte humano ante los distintos desequilibrios que se puedan presentar gracias a su combinación de técnica y sensibilidad.

Los beneficios de un buen masaje abarcan la superficie del cuerpo humano en toda su amplitud. Algunos de estos beneficios son:

  • De prevención: cuidar-prevenir, tratar y promover la salud ante cualquier disfunción del organismo.
  • Sobre la piel: el arrastre de células muertas con cada manipulación crea efectos higiénicos (de limpieza) y estéticos (evita el acumulo de grasas y la piel recupera elasticidad) por ello es muy efectivo para conservar la belleza y la esbeltez de la figura.
  • Terapéuticos: tras la valoración medica, ayuda en la mejoría y recuperación de determinadas alteraciones físicas.
  • Sobre el aparato circulatorio: mejora el flujo sanguíneo local y general, mejorando el aporte necesario de nutrientes a las células y tejidos. Previene afecciones circulatorias como varices.
  • Deportivos: el masaje contribuye a la recuperación de la capacidad de trabajo del músculo tras grandes cargas de entrenamiento y competición. Así como en los momentos de pre competición.
  • Sobre el sistema linfático: ayuda en la eliminación de sustancias de desecho y en la reabsorción de edemas y hematomas.
  • Sobre el sistema nervioso: efecto calmante y relajante en la mayoría de los casos.
  • Psicológicos-anímicos: el contacto de la mano del masajista aporta calma, seguridad y confort en la persona proporcionando bienestar y alivio de la tensión psicofísica.

 

Algunas de sus indicaciones: (salvo contraindicaciones precisas)

  • problemas circulatorios
  • preparación del músculo para el deporte.
  • alteraciones nerviosas : insomnio, ansiedad, agitación…
  • procesos dolorosos de carácter óseo-muscular : contracturas musculares, lumbalgias, lumbagos.
  • disfunciones del aparato digestivo.
  • afecciones del sistema respiratorio.

Para obtener más información o pedir cita previa para la terapia puedes llamar a los teléfonos de contacto o enviar un correo a info@tuespaciointerior.es

.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *